Consejos para una excelente Convivencia Vial

Consejos para una excelente Convivencia Vial

¿Qué es la Ley de Convivencia Vial? A continuación, sus principales puntos y consejos para que tú, como ciudadano, puedas ayudar a hacer más seguras las calles.

Estar atento al entorno, atender las normas viales, emplear de forma correcta los mecanismos del automóvil como luces de emergencia, frenos, espejos retrovisores y más, forma parte vital de una buena conducción. Pero si hay algo que no debes olvidar, es que también es importante convivir de manera íntegra con los demás participantes del entorno vial. 

¿Sabías que el 94% de los accidentes de tráfico se producen por errores humanos? Por eso, estar atento al entorno y poner en práctica métodos de conducción segura es sumamente necesario, ya que la causa de un siniestro puede venir de la persona tras el volante como de terceros.

Según la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), el 53% de los fallecidos en este tipo de siniestros son ciclistas, motociclistas y peatones, es decir, los usuarios más vulnerables. En ese sentido, la Ley de Convivencia Vial apunta directamente al cambio de conducta de las personas en la carretera.


¿En qué consiste la Ley de Convivencia Vial?

Se trata de una normativa que busca brindar igualdad en los espacios viales para todas las personas y medios de transporte. Esta ley -vigente desde el 11 de noviembre de 2018- contiene especificaciones para ciclos, vehículos motorizados e incluso peatones. Por ejemplo:


Ciclos:

  • Circulación exclusiva por ciclovías.
  • Prohibición del tránsito por la vereda (salvo excepciones).
  • Prohibición de usar artefactos que dificulten la visión o audición para ciclos.

Vehículos motorizados:

  • Prohibición de estacionar en ciclovías.
  • Establecimiento de “zonas de tráfico calmado”, con límites de velocidad reducidos.

Peatones:

  • Prohibición del tránsito por ciclovías o el cruce por las mismas. 


Consejos para conductores conscientes

Más allá de la Ley de Convivencia Vial, son muchas las acciones que puedes realizar como conductor de un vehículo -o ciclos- para hacer de las calles un espacio más seguro, como:

  • Respetar siempre las normas de tránsito vigentes, conocerlas y seguir las indicaciones de las autoridades.
  • No exceder la velocidad establecida para cada zona, así como la distancia de seguridad entre vehículos.
  • Usar el cinturón de seguridad y pedir a tus acompañantes que también lo usen.
  • Adoptar una buena actitud antes de conducir, dejando atrás discusiones o peleas que puedan distraerte durante la conducción.
  • Planificar los recorridos con antelación y mantenerte alerta para reaccionar a tiempo en caso de un imprevisto. 
  • No utilizar el celular.
  • No conducir bajo los efectos del alcohol, drogas o medicamentos que puedan producir somnolencia, o reducir tu visión y reflejos. 
  • Evitar cualquier tipo de maniobra peligrosa que pueda ocasionar accidentes.
  • Prestar atención en la vía, especialmente a los elementos más vulnerables como peatones, motociclistas o ciclistas.
  • Si vas a detenerte, usa las luces intermitentes y hazlo en lugares aptos para ello.
  • Si eres ciclista, usa ropa con reflectantes, o elementos de iluminación trasera y delantera en la bicicleta. Recuerda usar casco y transitar por las vías designadas, así como avisar antes de virar o realizar maniobras.
  • Reduce la velocidad en esquinas, tanto si eres quien conduce, como si vas caminando, es una buena manera de prevenir accidentes.


Consejos para las personas conscientes

Como peatón, también hay algunos consejos que pueden ser claves para evitar accidentes en calles o espacios públicos:

  • En Chile el 36% de los fallecidos en accidentes de tránsito son peatones pues, a diferencia de los automovilistas, no viajan con protección contra impactos. Por eso, es fundamental mirar hacia los lados antes de cruzar, no correr, evitar distracciones, respetar el semáforo y estar siempre pendientes del entorno.
  • Los niños deben ir agarrados de la mano de un adulto responsable para evitar que puedan salir corriendo y ser víctimas de un accidente.
  • Evita aislarte del entorno, algo que suele ocurrir cuando caminas con audífonos o mirando el celular. En las calles, el sonido es tan importante como la visión.

Ahora que sabes en qué consiste la Ley de Convivencia Vial, es importante recordar que debes contar con tu permiso de circulación y respetar a cabalidad las leyes del tránsito. Recuerda que cuando te cuidas, estás cuidando también a los demás.

En tiempos difíciles, es importante que todos estemos conscientes de la higiene y esto también corre para la limpieza del automóvil